sábado, 30 de octubre de 2010

ROSQUILLAS



Ayer me aventuré ha hacer por primera vez rosquillas, hace tiempo que tenía ganas de hacerlas pero no sé por qué me daba un poco de miedo lo que pudiera salir de mi experimento.
¡Pues nada el resultado ha sido fantástico! ¡nos han encantado!
Tienen un poco de trabajo, pero merece la pena hacerlas.



Ingredientes:

1 kg de harina especial para repostería
2 naranjas (ralladura y zumo)
1 limón (ralladura)
La piel de una naranja y de un limón
1 vaso de aceite (girasol o de oliva suave)
1 vaso de azúcar
4 cucharadas de anises
6 huevos
2 sobres de levadura en polvo
Aceite para freír las rosquillas (girasol o de oliva suave)
Azúcar para rebozar las rosquillas

Preparación:
Ponemos a calentar en una sartén, a temperatura suave, el vaso de aceite, las pieles de la naranja, del limón y una cucharada de anises, dejamos al fuego unos minutos para obtener todo el aroma y sabor. Reservamos.

En un bol grande o un barreño pequeño ponemos los huevos, las ralladuras, 3 cucharadas de anises y el azúcar. Batimos muy bien.
Añadimos colado el aceite frito que teníamos reservado. Batimos de nuevo muy bien.
Añadimos el zumo de naranja y batimos de nuevo.
Añadimos poco a poco la harina junto con la levadura tamizadas, batimos ya con la batidora de amasar o con la mano.
La masa debe de quedar un poquito blanda, pero poco.
Tapamos con un paño y dejamos reposar al menos una hora.
Ponemos al fuego una sartén honda con aceite a calentar. Vamos haciendo las rosquillas que iremos dejando sobre la mesa que está espolvoreada de harina para que no se peguen. Las manos las untamos de aceite para poder así hacer mejor las rosquillas y que no se peguen a ellas.
El calor del aceite habrá que ir ajustándolo según se vaya necesitando más o menos temperatura. Si el aceite está demasiado caliente se arrebatarán, se doraran enseguida quedando crudas por dentro y si está bajo de temperatura absorberán mucho aceite quedando aceitosas. Vamos echando por tandas las rosquillas, dándoles la vuelta una vez doradas por ese lado.
Las vamos dejando sobre un plato con papel absorbente para que escurra el exceso de aceite, luego las vamos pasando por azúcar y las vamos dejando en una fuente a que se enfríen.
Y después ¡¡a disfrutar!!

1 comentario:

  1. ay cris q buena pintaaaaa yo quiero unaa


    Stella

    ResponderEliminar